remedios-caseros-para-dejar-de-fumar.jpg

Fumar produce en las personas una dependencia realmente fuerte, ya que la nicotina es una sustancia sumamente adictiva. Es por esta razón que dejar de lado este hábito no resulta para nada fácil en la mayoría de los casos.

A pesar de esto, es fundamental considerar los serios daños que esta adicción puede provocar en la salud de los fumadores, generando enfermedades que van desde el cáncer (pulmones, boca, laringe, esófago) hasta efisema y bronquitis crónica. Todo esto puede ser un buen incentivo para aquellas personas que deseen dejar de fumar, ya que pueden darse cuenta de lo perjudicial que es el cigarrillo y que abandonarlo es una forma excelente de comenzar de nuevo.

Por otro lado, es importante tener en mente que los quienes fuman exponen a su entorno a padecer las mismas enfermedades, ya que como fumadores pasivos tienen incluso más riesgos de sufrir cáncer de pulmón o cualquier otra patología similar. Es por esto que abandonar el hábito de fumar es una elección sana, que sirve no sólo para cuidarse a uno mismo sino para proteger también a los seres queridos.

A continuación ofreceremos algunos remedios caseros para aquellos individuos que necesiten algo de ayuda para dejar el cigarrillo de forma definitiva. Se trata de tratamientos de gran popularidad que benefician en gran medida a quienes desean librarse de la adicción al tabaco.

- Beber jugos de frutas en cantidad abundante, comer verduras y tomar baños calientes de noche que ayudan a relajarse.
- Tomar té de hierba gatera, ya que se dice que reduce las ganas de fumar.
- Masticar raíz de jengibre.
- Consumir menos cantidades de alcohol, carnes, café, azúcar y pan blanco.
- Chupar clavo de olor.
- Masticar unos cuantos frijoles de soya limpios cada vez que haya deseos de fumar.