aa018255-4.JPG

La falta de comunicación en el ambito familiar, consiste en la dificultad para escuchar o responder adecuadamente a nuestros hijos.

Esta escasez comunicativa, influye en la relación del individuo consigo mismo en la medida que le provoca, introversión, inseguridad e incluso ansiedad.

La influencia en la relación con sus hijos y el grupo, derivada de esa alta de comunicación provoca en dicho sujeto una dependencia exagerada del grupo, ya que es en éste donde intentará cubrir sus necesidades de comunicación no satisfechas en su familia,

Al mismo tiempo que creará ciertos problemas de integración en el grupo por sus dificultades de comunicarse adecuadamente.

Esto le conllevará una exesiva subordinación al grupo